Proyecto para el aumento de las alícuotas a bancos y entidades financieras

Este proyecto esta dirigido a aumentar los ingresos públicos solicitando que los sectores más prósperos de la economía, puedan realizar su aporte solidario en este marco de emergencia sanitaria y social. Solicítar al Poder Ejecutivo Provincial, la posibilidad de analizar en el marco de la emergencia sanitaria dispuesta por la pandemia del COVID-19, la incorporación de manera transitoria y hasta tanto continúe la misma.

Es real que el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio es correcto y oportuno, pero es costoso. Es costoso porque se necesitan recursos: por un lado para proteger a las familias que se encuentran en cuarentena y necesitan que se las asista, y por otro, es costoso porque se va a requerir mucha inversión pública para poner en marcha nuestra economía cuando la pandemia pase.

La pregunta entonces es ¿Quién va a pagar esto? Siempre existieron dos opciones, se puede afrontar vía aumento de los ingresos públicos o se puede pagar en el futuro con distintos recortes. O con una combinación de ambas posibilidades.

Por lo tanto, para que haya un aumento en los ingresos públicos, hay que dotar al sistema fiscal, regresivo de un carácter más progresivo, evitando que esta crisis descanse sobre los hombros de las clases medias y de las clases trabajadoras en su totalidad y parte de ellas sean soportadas por quienes han manifestado mayor capacidad de aportar a las necesidades publicas urgentes y emergentes de la pandemia.

Se ha caído la recaudación tributaria nacional un 28,3% en términos reales y los ingresos provinciales más de 50% que vendrían muy bien para el momento que vivimos, por eso la propuesta de reemplazar en parte esa disminución, es la aplicación de un incremento en la tasa de Ingresos Brutos, transitoria a las entidades financieras privadas.

La iniciativa propone modificar la alícuota a la que debe tributar el sector financiero, en el marco del deterioro generalizado en los ingresos públicos derivado de la pandemia desatada por el Coronavirus COVID-19 y las medidas llevadas a cabo para mitigar la propagación. Por ello, consideramos primordial incluir al sistema financiero si el objetivo es amortiguar costos ineludibles de la debacle global.

La presente iniciativa propone gravar, con una alícuota mayor, por el lapso que dure la emergencia, los ingresos de las entidades financieras, cuya actividad permite la diversificación y mitigación de todo tipo de riesgos financieros con mayor asiduidad que ninguna otra.

Descarga solicitud acá