Bloque vecinalista no se mete en interna PJ (pero juega)

Bloque vecinalista
Con la elección de Daniel Gómez Gesteira como presidente del foro de intendentes, el espacio político referenciado en Esteban Avilés, Gabriel Musso y Matías Chamorro, buscó marcar posición en la puja Schiaretti-Caserio.

El vecinalismo cordobés se sentó la semana pasada en la Mesa Provincia- Municipio con un bloque político mucho más voluminoso que años anteriores.

No sólo por la cantidad de comunas e intendencias que hasta ahora representa sino, sobre todo, por la relevancia de las ciudades que logró sumar al espacio que busca posicionarse en el tablero provincial como un tercer sector, entre el peronismo y el radicalismo.

Entre las ciudades importantes cuenta a Carlos Paz como propia, cuyo ex intendente y actual titular de la Agencia Córdoba Turismo, Esteban Avilés, junto al legislador provincial socialista Matías Chamorro, funcionan como los artífices políticos del foro que ya le arrebató varias localidades a la UCR y que ahora busca ampliar sus fronteras.

Si bien las reuniones convocadas por el Centro Cívico son de carácter institucional, en verdad, esa mesa adquiere relevancia política ya que cada bloque juega con su propia estrategia.

Tanto que, por ejemplo, el propio oficialismo aún no pudo determinar quién será el jefe de los intendentes PJ debido a la interna que -por ahora- existe con el senador Carlos Caserio, y a los tironeos permanentes por los alcaldes de Hacemos por Córdoba.

Antes de definir el nombre que sucederá en ese lugar al ex intendente de Alta Gracia, Facundo Torres, el peronismo que responde a Juan Schiaretti necesita asegurarse con cuántas lealtades cuenta en el interior.

El radicalismo, por caso, también está empantanado en su propia interna. Las divisiones que arrancaron en el año electoral aún persisten y quedaron manifiestas en la fractura de la representación en la Mesa, donde ahora cohabitan dos sectores bien diferenciados entre sí.

Una situación que por cierto ya fue aprovechada por el vecinalismo que sumó a sus filas a varios de los heridos que arrojó ese proceso. Lo mismo con algunos ex Cambiemos que ya no son parte de la alianza y que encuentran refugio político en el nuevo espacio del tercer sector.

Por caso, Gloria Pereyra de Villa Dolores abandonó las filas del macrismo para pasarse al foro que ya integran los intendentes de Cosquín, Deán Funes, San José de la Dormida, General Deheza, Laspiur, Arroyito, Las Varillas, Icho Cruz, entre otros.

Lo cierto es que este polo que va tomando tonicidad política, también comienza a tallar frente a la interna del peronismo cordobés.
Aunque naturalmente el vecinalismo aparezca como convidado de piedra en esa interna, la realidad es que con la elección de quien presidirá el bloque en la Mesa Provincia-Municipio, el espacio sentó posición.

Si bien las fichas estaban puestas para que sea Gabriel Musso de Cosquín por su experiencia de gestión ya que cumple su segundo mandato, esa jefatura será ocupado finalmente por Daniel Gómez Gesteira, delfín de Avilés.

Y aunque hacia afuera se diga que Gesteira ocupa naturalmente el lugar del ex intendente carlospacense en la Mesa, existe en realidad una razón mucho más política.

Frente a la puja Schiaretti-Caserio, el vecinalismo busca dejar en claro de qué lado se para.

Se sabe qué, como referentes de Punilla, la rivalidad entre el senador y su hija, la legisladora Mariana Caserio, con Avilés, lleva mucho tiempo. El último enfrentamiento en las urnas el año pasado fue con cruces de alto voltaje político.

Y si bien el bloque vecinalista buscará marcar su propia agenda en las reuniones del Panal donde planea moverse con total autonomía, la realidad es que sus principales representantes, tanto Avilés como Chamorro, son hoy socios políticos de Hacemos por Córdoba.

Mas intendentes
Tal como ya se dijo, el vecinalismo apunta a superar al bloque de la UCR en cuanto a cantidad de habitantes representados. Para ello, planea tentar a nuevos miembros de origen radical pero también a intendentes kirchneristas no peronistas. Concretamente, las negociaciones apuntarán ahora al lote de jefes comunales cordobeses que hace unos días viajó a Buenos Aires de la mano del gobernador de Santiago del Estero, Gerardo Zamora, para entrevistarse con el presidente Alberto Fernández.

Entrá a la nota aquí